El problema de las ballenas

En 1945 surgió la Comisión Ballenera Internacional (CBD con objeto de regular la caza de ballenas y evitar la sobreexplotación. Pero lejos de adoptar medidas de protección, inauguró una nueva etapa de captura nada que condujo a sus poblaciones a mínimos históricos. Hacia 1970 se vislumbraron esperanzas para estos enormes mamíferos acuáticos, con el total abandono de la caza comercial de la ballena por parte de varios países. En 1985 la CBI, que contaba ya con numerosos miembros de ideología conservadora, logró establecer una moratoria, prohibiendo la caza comercial, pero no la científica

La última victoria se consiguió en 1994, tras una votación de los países miembros del CBI a favor de un santuario de ballenas en el Océano Antártico, que se sumó al ya existente en el Océano Índico. En la actualidad, siete de las once especies de ballenas de gran tamaño están catalogadas como especies en peligro de extinción o vulnerables”. Entre ellas se encuentra la ballena azul, el mamífero más grande que la poblado la tierra. a los 30 metros de longitud su peso es equivalente al de 25 elefantes. Su población no alcanza los 500 ejemplares. Considerando que estos animales alcanzan su madurez sexual a los 25 años y que solo tienen una cría cada 25 años, es posible que esta especie ya no se recupere o desaparezca en las próximas décadas

En una situación semejante se encuentran la ballena franca, las belugas del Golfo de San Lorenzo (Canadá) y la ballena gris. Esta última ha desaparecido en el Atlántico Norte y posiblemente lo haga también en el Pacífico Norte. El rorcual aliblanco es otra de las especies que se encuentran en peligro. La causa principal de la drástica disminución de las poblaciones de ballenas ha sido la caza indiscriminada llevada a cabo durante el último siglo. Pero no se puede olvidar otro factor: la contaminación de mares y océanos.

Esta entrada fue publicada en ballenas. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a El problema de las ballenas

  1. desde luego a mi este es un tema que me preocupa mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *