Elementos de seguridad: cámaras de vigilancia

Las cámaras de vigilancia forman parte de la planificación en materia de seguridad de muchos lugares tanto de tipo privado como público. A través de ellas la mayoría de los hechos quedan registrados para su revisión al momento o incluso después de la ocurrencia de un evento irregular. Para la implementación de ellas, es necesario tener en cuenta varios aspectos.

Los sistemas de seguridad en general se componen de varios elementos. La revisión de los puntos de acceso y sus condiciones, los posibles puntos vulnerables que, aunque no sean puertas pueden dejar entrar delincuentes, el control de todo aquel que entra o sale del perímetro y por supuesto, todos aquellos mecanismos que ayudan a vigilar que todo esté bajo control.

Cuando revisamos los puntos de acceso, debemos verificar si los mismos usan algún dispositivo para identificar al extraño, esto puede componerse de una llave magnética, huella dactilar, entre otros. De no ser así, será necesario contar con un personal de seguridad que pueda filtrar a los visitantes.

Los posibles puntos vulnerables tienen que ver con aquellos muros, cercas o lugares que colinden con edificaciones vecinas, por medio de las cuales el acceso sea fácil para los extraños que quieran ingresar de forma irregular a nuestra instalación. Por ello, la altura de los muros debe ser la adecuada y al mismo tiempo todo el perímetro debe ser asegurado.

Una vez que hemos vigilado el perímetro y que los puntos de acceso están bajo control, internamente debemos asegurar que todo marche bien. Es por ello que se contrata el servicio de vigilancia, que a partir de sus rondas verifique y dé cuenta de los hechos que se susciten.

Estos equipos de seguridad se sirven de algunas herramientas para dar un mejor servicio, por ejemplo, de cámaras de seguridad o de mecanismos de control de rondas. Algunas veces los vigilantes, deben pernoctar en el lugar de trabajo para realizar las guardias nocturnas, por lo que se hace necesario que tengan disponible un lugar donde asearse y cambiarse por la mañana.

Para asegurar un ambiente de trabajo adecuado en el último caso, la instalación de calderas gas natural se hace necesaria. De esta forma, el equipo de vigilancia podrá disponer de agua caliente para prepararse luego de cumplir su jornada.

La conducta de los residentes o de los trabajadores del recinto es otro de los elementos más importantes. Si los interesados no velan porque todo marche bien, será muy complicado que los demás elementos funcionen por sí solos. Es por ello, que las cámaras de seguridad son parte de lo necesario para sentirse seguros, más no lo es todo.

Cada implementación en materia de seguridad debe ser previamente analizada por un experto en el área para así asegurar su efectividad posterior.

Esta entrada fue publicada en seguridad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *